enbanca
El poder de tu información
tasas-de-interes

Tasas de interés

La tasa de interés es un porcentaje que se usa para estimar el costo de un crédito o la rentabilidad en ahorros o inversión.

Establece un balance entre el riesgo y la posible ganancia en el uso de una cantidad de dinero en un tiempo determinado. Se dice que es el precio del dinero, que al igual que el precio de cualquier producto cuando hay más la tasa baja; y cuando está escaso la tasa sube.

El Banco de la República es el encargado de establecer una tasa mínima y una tasa máxima de interés para el dinero que le presta a las entidades financieras. Es así como estas tasas se reflejan luego en los clientes.

¿Tasa fija o variable?

Cuando tomas un crédito, debes elegir con cuál tipo de tasa de interés vas a pagar tus cuotas: fija o variable.

Tasa fija

Se mantiene mientras dure la inversión o el préstamo. Por ejemplo, cuando compras con tarjeta crédito a 36 cuotas, te mantienen la tasa de interés durante ese tiempo. Si compraste en un mes con tasa de 2%, te cobrarán este mismo porcentaje cada mes hasta terminar de pagar. Es recomendable para préstamos a largo plazo.

Tasa variable

Se actualiza por lo general de manera mensual y en algunos casos, de forma trimestral. Cuando adquieres un crédito con tasa variable cada mes se liquida una cuota distinta, es decir, que el monto de la mensualidad no siempre va a ser el mismo. Depende de una tasa de referencia y otras variables.

Es recomendable, sobre todo para créditos de corto plazo (de tres, seis o doce meses), pues difícilmente en este tiempo la cuota se incrementaría mucho. Este tipo de tasa es apropiada para personas que puedan manejar pagos flexibles.

Tips a la hora de tomar un crédito

  • Pide el tipo de crédito de acuerdo con tu necesidad. No pidas por ejemplo, un crédito de libre inversión para comprar un carro, para eso existe un producto específico, y la tasa entre ambos puede varias.
  • Compara las alternativas de tasas de interés.
  • Analiza los requisitos que te pide cada entidad.
  • Averigua si existen otros gastos asociados que debas asumir.
  • Revisa las implicaciones de pagar la totalidad del préstamo de manera anticipada.